Este curso surge como respuesta a las necesidades de la región de América Latina y el Caribe de conocer herramientas e información que permitan, en un clima cada vez más cambiante, tomar decisiones utilizando las alertas tempranas desarrolladas a partir de los pronósticos meteorológicos.  El fortalecimiento de capacidades  es una prioridad para  formular  estrategias de desarrollo sostenible, tanto a nivel local como regional.